Música Sinfónica y Música de Cámara

Pues bien, para mostrar algo de musiquita pura (aquélla que no lleva imagen), aquí tengo un par de piezas breves. La música sinfónica es aquélla que implica a toda la orquesta (da igual lo grande o pequeña que sea, pero están todos), y la música de cámara se refiere a agrupaciones instrumentales más reducidas, sean formaciones stándar (rollo cuarteto de cuerda, quinteto de viento, etc.) o bien conjuntos instrumentales más inverosímiles (una vez tuve que componer para Tuba, trombón, cello y dos pianos. Sí. Ocurrió).

Para darle un poco de meneo, gracia y alegría al tema, en vez de colocar en este apartado una sinfonía al uso (que algo de eso también tengo pero ya hace calorcito y me da un poco de peraza…), voy a enseñarte algo un pelín más peliculero y épico, que seguro que te lo pasas mejor escuchándolo. 😉

 

 

 

Licencia Creative Commons

Battle Time por Bárbara Molina Ferrando se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://barbaramolina.es/contacto-barbara-molina.

 

 

La pieza de cámara que te voy a enseñar es el segundo movimiento de un cuarteto de cuerda donde la viola (la eterna defenestrada injustamente) es solista. Mucha gente se echa las manos a la cabeza porque asocia la Música de Cámara a una escena soporífera en una sala del S.XVIII, donde dos o tres músicos tocan con pelucas a lo Mozart mientras las señoras de la corte se empolvan la nariz o se abanican con desdén. Y no es eso para nada, hay repertorio de cámara chulísimo y con agrupaciones pequeñas se pueden exprimir al máximo los recursos y colores instrumentales.

 

Licencia Creative Commons
Microconcierto for viola & strings por Bárbara Molina Ferrando se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://barbaramolina.es/contacto-barbara-molina.