Música para publicidad

Estamos metidos de lleno en la cultura de la información, miles de imágenes nos bombardean constantemente, y es complicado que algo nos impacte de verdad, que llame nuestra atención de forma significativa y duradera.  La publicidad tiene que amoldarse constantemente a los nuevos hábitos de comunicación e información si pretende que su mensaje haga efecto en los consumidores potenciales…

Terminé la carrera de Composición especializándome en ese tema en concreto, ya que considero un vehículo muy efectivo e interesante para llegar a la gente en general la música compuesta específicamente para spots publicitarios. En este espacio quiero mostrar algunos fragmentos del trabajo que realicé, consistente en la creación de diferentes músicas para anuncios de televisión.

Es cierto que, para ahorrar en las campañas publicitarias, se utilizan a veces músicas preexistentes, ya sea arregladas (previo pago de derechos de autor) o procedentes de librerías musicales, pero considero que si la música se compone especialmente para unas imágenes concretas, el mensaje es mucho más efectivo, ya que podemos incidir directamente sobre sentimientos, sensaciones o matices que las imágenes por sí solas no podrían llegar a describir. Es como si construyéramos un traje a medida que potencia lo que pretendemos transmitir mediante filtros de significación musicales.  A continuación, muestro un ejemplo de un fragmento de los anuncios que tuve que musicar:

 

Muchas veces, esas músicas originales llegan a trascender y se convierten en canciones de moda, pero en cualquier caso, lo que suelen conseguir siempre es crear una asociación directa en el oyente entre una breve melodía ( Leit motiv ) y la marca a la que representa. De esa forma, se crean dos caminos para recordar el producto: por un lado, la fuerza de la imagen de marca a nivel visual (colores, logos…); y por otro, el sonido característico que evoca la marca en el consumidor potencial.

Dentro de la música específicamente compuesta para publicidad existen varias categorías o géneros musicales que suelen utilizarse, y esto también nos ofrece la posibilidad de adaptarnos más al estilo y preferencias del tipo de público al que va dirigida nuestra campaña publicitaria. De esta forma, establecemos un acercamiento mayor para conseguir que los consumidores se identifiquen más con el producto.  Es una experiencia curiosa ver cómo las mismas imágenes se tiñen de distintos matices en función de musicarlas de forma diferente… A continuación, muestro tres ejemplos de ello con otro de los anuncios que tuve que versionar de varias formas:

 

 

 

 

 

Las posibilidades son infinitas, y creando una buena química entre imagen y música, obtenemos un envoltorio mucho más apetecible para el mensaje que queremos transmitir y un enfoque mucho más personalizado del público al que queremos que le llegue. Yo creo que merece la pena… 🙂

Licencia de Creative Commons
Seis Microconciertos Persuasivos by Bárbara Molina Ferrando is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://barbaramolina.es/contacto-barbara-molina